Por Mariana Lezama

Durante este año el colegio Tierra del Sur trabajo con el eje transversal del juego y como cierre del proyecto los alumnos de nivel inicial pusieron su cuerpo en movimiento.

El colegio se transforma en un parque de diversiones, cada juego cada atracción nos moviliza, no solo corporalmente sino que el parque es un lugar exploratorio de sensaciones y desafíos personales. Las emociones, el temor y la alegría también se ponen en juego y son especialistas en impresionarnos y sorprendernos, generando un lugar lleno de encantos y aventuras.

Los Ducklings, Bunnies y Dolphins guiaron a los espectadores disfrutando de cada juego. Algunos de ellos: un carrusel, el laberinto de espejos, autos chocadores y el tren fantasma, todo esto en la Tierra de la Diversión.

A continuación, algunas imágenes: